Blogia
***********************ASTRONET

Arqueoastronomía en Makotrasy

 

La arqueología clasifica a los pueblos prehistóricos a raíz de las huellas materiales que dejaron. Generalmente es la cerámica la que da el nombre a un determinado pueblo. Los constructores del observatorio astronómico de Makotrasy pertenecían a la llamada cultura de tazas en forma de embudo. La parte superior de sus vasijas se ensanchaba como un embudo.

El asentamiento de ese pueblo de hace más de cinco mil años, descubierto en la actual localidad de Makotrasy, puede ser considerado como una urbe prehistórica ya que se extendía sobre una superfice de 60 hectáreas. Los arqueólogos checos han investigado hasta ahora minuciosamente tan sólo una pequeña parcela del asentamiento. Sin embargo, los hallazgos han superado todas las expectativas.

Constelación de Orión

Orión

Los arqueólogos no salían del asombro al descubrir un gigantesco cuadrado, rodeado por un foso y una palizada. Cada lado del cuadrilátero medía 300 metros. Los científicos quedaron estupefactos al comprobar que hacia el año 3500 antes de nuestra era los hombres prehistóricos ya sabían realizar una construcción con ángulos rectos.

Precisamente la regularidad geométrica del cuadrado con dos puertas situadas en los lados opuestos del cuadrilátero sugirió a los arqueólogos la idea de verificar si el recinto no estaba destinado a las observaciones astronómicas.

Vasija en forma de embudo


Zdenek Horský del Instituto de Astronomía de la Academia Checa de Ciencias averiguó que el cuadrado de Makotrasy con una superficie de 9 hectáreas, oculta en sí las más antiguas pruebas europeas sobre el desarrollo de la astronomía, las matemáticas y la geometría hacia el año 3500 antes de nuestra era.

La línea que une el extremo nororiental del cuadrado con el centro de la puerta occidental del recinto indica la salida del Sol cuando el solsticio de invierno...

...mientras que la línea trazada entre el extremo suroccidental del cuadrilátero y el centro de la puerta oriental indicaba dónde salía el Sol durante el solsticio de verano.

Quizás lo más curioso sea que la línea que unía los centros de las puertas oriental y occidental apuntaba hacia la luminosa estrella Betelgueze, en la constelación de Orión, cuyo diámetro es 400 veces más grande que el del Sol.

Con ayuda de la estrella Betelgueze los astrónomos prehistóricos- probablemente unos sacerdotes- determinaban la posición de la Luna en el firmamento. Ello les permitía sincronizar el calendairo lunar y el solar y pronosticar los eclipses lunares y solares.

Makotrasy, al oeste de Praga

Makotrasy, ubicado al oeste de Praga

Conocían el año lunar de 360 días y el año solar de 365 días. ¿Cómo que lo sabemos? Este conocimiento está inscrito en el cuadrilátero de Makotrasy.

Los constructores prehistóricos prácticamente de toda Europa utilizaban una medida que hoy en día llamamos "yarda megalítica" que equivale a unos 83 centímetros. Cada lado del cuadrilátero de Makotrasy mide 360 yardas megalíticas, cifra que corresponde al año lunar de 360 días.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres