Blogia
***********************ASTRONET

Solsticio de verano


El verano es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas. Astronómicamente, comienza con el solsticio de verano (alrededor del 21 de diciembre en el hemisferio sur y el 21 de junio en el hemisferio norte), y termina con el equinoccio de otoño (alrededor del 21 de marzo en el hemisferio sur y el 21 de septiembre en el hemisferio norte). Sin embargo, a veces es considerado como los meses enteros de diciembre, enero y febrero en el hemisferio sur, y junio, julio y agosto en el hemisferio norte.

La palabra verano deriva del latín "veranum tempus", que quiere decir "buen tiempo" o "tiempo de florecimiento". 

Esta palabra se remonta a los tiempos de los romanos, quienes bautizaron como veranum tempus al período en que aumentaban las temperaturas, lo que a su vez permitía el florecimiento de los valles, al final de la primavera y el comienzo del verano.

¿Pero por qué se produce el aumento de las temperaturas y de las horas de luz? En otras palabras, ¿cuáles son las causas que generan el verano?

El solsticio de verano

Al igual que las otras estaciones, la del verano tiene su origen en la astronomía y la geografía, específicamente en la combinación entre el movimiento de traslación con la esferecidad de la Tierra. 

El movimiento de traslación es un movimiento primario, es decir, perceptible por el hombre. En éste la Tierra se desplaza sobre su órbita alrededor del Sol. La vuelta completa al Sol se logra en un año o 365 días y 6 horas. 

A lo largo de este desplazamiento se producen las cuatro estaciones del año, teniendo cada una fecha exacta de comienzo, señalado por un fenómeno astronómico, como son los solsticios y equinoccios. Los veranos e inviernos empiezan al producirse los solsticios y las primaveras y los otoños comienzan al producirse los equinoccios.

Esta es la explicación...

Los rayos solares no llegan a la superficie terrestre con el mismo ángulo, como consecuencia de la inclinación del eje terrestre y la traslación. Al caer en forma vertical, la incidencia es mayor, produciéndose más calor. Por el contrario, si caen oblicuos o inclinados, la incidencia es menor y generan menos calor.

Al caer los rayos verticalmente en los paralelos 23º27' de latitud sur o norte, coincidiendo con los trópicos de Capricornio y de Cáncer, respectivamente, se produce el fenómeno astronómico del solsticio. Si caen verticalmente en el Ecuador, se produce el equinoccio. 

Consecuencia directa de los solsticios y equinoccios son las estaciones del año. Al producirse el solsticio en un hemisferio, ahí se dará comienzo el verano y en el hemisferio opuesto al invierno. Lo mismo ocurre cuando sucede el equinoccio, ya que al generarse este fenómeno astronómico, en un hemisferio está comenzando la primavera y en el otro el otoño. 

Los solsticios son los momentos del año en los que la posición del Sol sobre la esfera celeste alcanza sus posiciones más boreales o australes. Los solsticios son los dos puntos de la esfera celeste en la que el Sol alcanza su máxima declinación norte (+ 23º 26') y su máxima declinación sur (-23º 26') con respecto al ecuador celeste. 

El eje de la Tierra se encuentra inclinado 23,5º, por lo que los rayos solares caen verticalmente sobre el trópico de Cáncer (verano en el hemisferio norte) o de Capricornio (verano en el hemisferio sur).

En las dos posiciones de solsticio, la declinación del sol se mantiene durante varios días casi sin moverse, es decir, con una variación tan mínima que esos días parece repetir idéntica trayectoria. De ahí el nombre de "solsticio", que significa en latín "Sol quieto". 

En nuestro hemisferio (sur) el solsticio de verano se produce cada año alrededor del 21 de diciembre. En el solsticio de verano se tiene el día más largo y la noche más corta del año... ¿pero qué pasa exactamente cuando ocurre el solsiticio de verano?... toma nota:

- En las latitudes bajas, (0º a los 23º27' latitud sur) cercanas al Ecuador, el día y la noche tienen la misma duración. La temperatura no varía en gran magnitud, debido a que los rayos inciden casi verticalmente durante todo el año. 

- En latitudes medias (23º27' latitud sur a los 66º23' latitud sur), al ocurrir el solsticio de verano se produce el día de mayor duración y la noche de menor duración. 

- En latitudes altas (66º33' latitud sur a los 90° latitud sur) o zonas polares, los solsticios de verano dan paso a días en que no se pone el Sol. Durante todo el verano las temperaturas son bajas, debido a que la inclinación de los rayos solares es muy oblicua. 

¿Por qué se producen las estaciones del año?

Las estaciones se producen por la forma en que nuestro planeta gira alrededor del Sol. Y es que aunque no lo notes, la Tierra se mueve constantemente. Existen dos tipos de movimientos:

Rotación: es el movimiento que hace la Tierra en un día, o sea cada 24 horas, dando una vuelta completa sobre sí misma, produciendo así el día y la noche. 

Traslación: es el movimiento que hace la Tierra alrededor del Sol, a lo largo de un año. Como consecuencia de esto se producen las estaciones del año: otoño, invierno, primavera y verano. 

Nuestro planeta está inclinado sobre su eje y durante el recorrido alrededor del sol sus diferentes zonas reciben una diversa intensidad de la luz solar: más fuerte cuando está más cerca del sol y más débil cuando está más lejos. 

En todo caso, los rayos del sol no llegan parejos a todo el planeta. Las partes con más llegada de los rayos del Sol son las regiones cercanas a la línea del Ecuador. Las zonas con menos llegada de los rayos solares, son los Círculos Polares, en los extremos norte y sur de la Tierra.

Y es la inclinación del planeta la responsable de que las estaciones que se presentan en un hemisferio y el otro sean completamente opuestas. 


 

 



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres